Download A la Caza del Octubre Rojo by Tom Clancy PDF

By Tom Clancy

Booklet IN SPANISH

Show description

Read Online or Download A la Caza del Octubre Rojo PDF

Best literature & fiction books

Masquerade of Angels

Very infrequent e-book! real money owed of Alien
encounters. Terrifying and nightmare inflicting, studies. A needs to learn for the curious.

Losing Your Shirt: Recovery for Compulsive Gamblers and Their Families

Among 3 and 6 million americans are compulsive gamblers, wasting Your blouse takes a compassionate, nonthreatening method of the issues households stumble upon with compulsive playing. In thes easy-to-read and useful source for any playing dependancy application, readers will locate tales from compulsive gamblers and their households that display how the dependancy impacts relationships, equipment of restoration for the addict, and coping abilities for relations participants.

The war path : Hitler's Germany, 1933-1939

This can be an account of the years of Hitler's energy and the increase to the second one international conflict. the writer explores Hitler's achievements in rebuilding the economic climate and the military, with the concurrent development of racism and nationalism. this can be the 1st of a 3-volume paintings at the topic. The better half volumes are "Hitler's struggle 1939-1942" and "Hitler's conflict 1942-1945".

Additional resources for A la Caza del Octubre Rojo

Example text

Oficiales y tripulantes del Octubre Rojo! ¡Tenemos órdenes del Alto Mando de la Flota del Norte de la Enseña Roja, y son órdenes dignas de esta nave y de su dotación! �¡Camaradas! Nuestras órdenes consisten en efectuar las últimas pruebas de nuestro nuevo sistema silencioso de propulsión. Tenemos que poner rumbo al oeste, pasar el Cabo Norte del Estado títere de la imperialista Norteamérica, Noruega, luego virar al sudoeste hacia El Océano Atlántico. ¡Pasaremos todas las redes imperialistas de sonar, y no seremos detectados!

Veremos qué ha aprendido desde que estuvo a nuestras órdenes... , es cierto, usted no estaba conmigo entonces. Aquello fue cuando comandaba el Suslov. —¿Me parece ver cierta decepción? —No, realmente no. El ejercicio de cuatro días con el Konovalov será una interesante diversión. —“Hijo de puta”, dijo para sí mismo, “tú sabías de antemano exactamente cuáles eran nuestras órdenes... ” Ya era hora. Putin terminó su cigarrillo y el té y se puso de pie. —De manera que, una vez más, se me permite contemplar al maestro comandante en su tarea...

Más cerca de proa, Ramius se hizo cargo del mando en una deprimida sala de control. Ordenó que el submarino tomara un rumbo de dos-nueve-cero grados, oeste-noroeste. La cuadrícula 54-90 se hallaba hacia el este. EL SEGUNDO DÍA Sábado, 4 de diciembre El Octubre Rojo Era costumbre en la Marina soviética que el comandante anunciara las órdenes operativas de su buque y exhortara a la dotación a llevarlas a buen término con un verdadero espíritu soviético. Luego se colocaban las órdenes en los tableros para que todos las vieran -y se inspiraran en ellas- junto a la puerta de la Sala Lenin de la nave.

Download PDF sample

Rated 4.88 of 5 – based on 6 votes